Go to Top

Nadis, una aproximación bibliográfica

Nadis, meridianos, Líneas Sen son conceptos muy usados tantos en la medicina oriental como en las nuevas conceptualizaciones kinesiológicas.  Tanto la osteopatía como la kinesiología nombran en sus libros y textos, los meridianos de Medicina China para incorporarlos dentro de sus desarrollos. Actualmente la introducción de las cadenas musculares en el campo de la rehabilitación y la fisioterapia también han hecho uso. En este caso ciertas escuelas cadenistas psicosomáticas (GDS) establecen las relaciones cadena-emoción sin unirlo a la parte más visceral que si refleja la kinesiología o la osteopatía. Sin embargo, ninguna de ellas – desde la disciplina más ancestral hasta la más actual – llegan a establecer un standard. los motivos son diversos desde una percepción extrasensorial e intuitiva producto del estudio del ser humano (que no deja de ser prodigiosa) hasta las fórmulas más empíricas de las últimas y más novedosas escuelas. La transliteración de conceptos con cosmogonías afines pero a la vez llena de matices nos lleva a veces a tórpidos procesos de traducción, que no dejan de complicar ya de por sí ideas que antiguamente no aunaban un criterio único. Sirva el presente artículo para establecer una aproximación de los diferentes conceptos desarrollados por autores antiguos y contemporáneos.

ciertas escuelas cadenistas psicosomáticas establecen las relaciones cadena-emoción sin unirlo a la parte más visceral que si refleja la kinesiología o la osteopatía.

Como hemos recopilado en esta web el concepto energético del Nadi es el de ser un canal sutil de energía en el cuerpo. Las escuelas cadenistas incorporan el concepto de corresponder a un movimiento fascial que supone una tensión mioactiva que repercute de forma física y según que escuela de forma emocional. Personalmente comparto ambas visiones.

Correlacionar la parte energética de los Nadis con una correspondencia visceral se realiza harto difícil sin profundizar en los avances llevados a cabo desde otras disciplinas cuyos orígenes orientan a nuestros orígenes embriológicos (Abad y Pomarón 2004; García et al; Verástegui 2011) y su relación con la fascia. Stecco ya describió en 2004 las coincidencias entre los canales de acupuntura y los planos fasciales. Langevin y Yandow, en 2002, encontraron un 80% de coincidencias entre puntos de acupuntura y tabiques inter o intramusculares, también entre planos fasciales.

El Dr. Hiroshi Motoyama sugiere que los Nadis corresponden a espacios llenos de líquido de tejido conectivo, un concepto que se puede acercar remotamente a la realidad. Sostiene que la ubicación de la Sushumna en el centro de la médula espinal se opone a una asociación directa con los nervios físicos. Swami Rama sugiere que los nadis son el cuerpo energético, o sutil, correspondiente a los nervios físicos.

Las escuelas cadenistas incorporan el concepto de corresponder a un movimiento fascial que supone una tensión mioactiva que repercute de forma física y según que escuela de forma emocional.

En los Upanishads los Nadis varían en número de 1.000 a 350.000, siendo la cifra más frecuente 72.000. De estos diez, catorce, quince o se consideran de especial importancia. Motoyama establecía una cifra de 20 Nadis de especial relevancia originados por la Kandasthana, una región circular alrededor del ombligo, que fluye desde la zona a lo largo del sushumna (lados, frente y parte posterior), y que termina en los órganos de los sentidos (nariz, ojos, oídos, lengua) y en el área genital y periné. Motoyama incide que en el ombligo y el tejido conectivo se originan a partir del endodermo embrionario, mientras que el sistema nervioso se origina a partir del ectodermo. En al menos un Upanishad (Chandogya) los Nadis se describen como llenos de un fluido que responde a la luz de los soles. Motoyama sugiere que los Upanishads parecen localizar todos los nadis en la parte posterior debido a que los resultados de las visualizaciones tras una meditación no eran muy precisas, y en su mayoría mostraron relación con sushunma. Los resultados de dichas meditaciones dificultarían  localizar con precisión la profundidad, lateralización y recorrido del canal.El resultado podría haber sido una tendencia a proyectar todas las líneas sobre un plano. Satyananda Saraswati estableció que los pétalos del chakra manipura correspondían a todos los nadis, incidiendo así en la importancia de la zona del segundo Bandha. La tradición tibetana también recoge aprox.  72.000 nadis , con tres canales principales de la columna vertebral: uno central y dos laterales en la línea de Ida y Pingala. Éstos comienzan justo debajo del ombligo y se van sobre la parte superior de la cabeza para terminar en los nostrals.

Según diversos autores los principales nadis serían los siguientes:

Sushumna. Este es el nadi principal que se extiende hasta el centro de la columna vertebral, desde el chakra muladhara en la base de la columna hasta el chakra sahasrara en el tope. Algunos Upanishads dan otras localizaciones para su punto de partida. El flujo normal de prana es por este canal. Motoyama lo asocia con el meridiano de Vaso Gobernador. En algunos textos lo sitúan en el lugar de Kanda Muladhara. Recorre los tres Gunas. Swami Rama describe que se divide en dos canales por encima de la laringe, uno que pasa a través del chakra Ajna, el segundo a lo largo de la parte posterior del cráneo para terminar en los ventrículos, o la cavidad de Brahma. Sushumna sería el canal por donde recorre la energía Kundalini.

Ida. Este nadi termina en la fosa nasal izquierda, y se asocia con la paravrtti del chakra ajina. Este Nadi y las que conducen fuera de ella son energizados en particular cuando el aire es aspirado a través de la fosa nasal izquierda. Satyananda dice que Ida Nadi termina en el chakra Ajna.
Este Nadi está asociado con la Luna, con frialdad, y una disminución del metabolismo

Pingala. Este nadi termina en la nariz derecha, y se asocia con la aparavrtti del chackra ajina. Este Nadi y las que conducen fuera de ella son energizados en particular cuando el aire es aspirado a través de la fosa nasal derecha. Satyananda dice que esto termina en el chakra ajina. Aunque muchas fuentes describen Ida y Pingala en espiral sobre sushumna, y que cruzan en los chakras, otras fuentes describe las intersecciones. Dado que su recorrido afecta a la cadena paravertebral y al sistemasimpático, Motoyama asocia estos nadis  con las líneas interiores del meridiano de la vejiga urinaria. Swami Rama describe como Ida y Pingala cruzan por la columna vertebral,  donde normalmente hay prana que fluye por estos dos canales, pero no en  Sushumna. Este nadi se asocia con el Sol, con calor, y un aumento del metabolismo. Es particularmente desagradable cuando la kundalini se eleva hasta el pingala en lugar de Sushumna.

Gandhari. Este nadi fluye al lado y detrás de Ida y termina en el ojo izquierdo. Motoyama asocia esta nadi con la línea exterior (terciario) del meridiano de la vejiga urinaria.

Hastijihva. Este nadi es descrito en varios textos  donde lo asocian con Ida, el dedo gordo del pie izquierdo, y, o bien el ojo derecho o los oídos. Motoyama asocia este nadi con la primera línea del meridiano de Vejiga urinaria, justo a la izquierda de la línea media posterior a lo largo de la columna vertebral.  Motoyama descarta la referencia al dedo gordo del pie para Hastijihva y Yashasvini nadis, ya que esto implicaría asociación con los meridianos de bazo o del hígado, que se extienden hasta la parte delantera del cuerpo.

Pusha. Este nadi corre detrás de Pingala hasta el ojo derecho. Parece estar emparejado con Gandhari y también se asocia con la línea exterior (terciario) del meridiano de la vejiga urinaria.

Yashasvini. Motoyama llega a la conclusión de que este nadi se ejecuta justo a la derecha y detrás de Sushumna. Se combina con Hastijihva y también se asocia con la primera línea del meridiano de la vejiga urinaria.

Alambusa. Este Nadi parece correr desde el ano hasta Kandasthana y hacia arriba hasta la desembocadura (amígdalas). Motoyama asocia esta nadi con el meridiano Vaso de la Concepción.

Kuhu. Próximo a la faringe, recorriendo un trayecto inferior y luego hacia arriba hasta la punta de la nariz., sugiriendo su localización frente a Sushumna. Otros textos refieren que termina en los genitales. Motoyama asocia esta nadi con el meridiano del hígado.

Shankhini. Tiene su punto central en la garganta, con conexiones con el ano, el pene y el chakra muladhara, y los oídos. Motoyama asocia esta nadi con el meridiano del riñón. Algunos textos lo describen entre Gandhari y Sarasvati nadis.

Nadis atlas

Nadis atlas

Sarasvati. Algún autor lo describe a la izquierda de Sushumna, orientando otros autores en la zona posterior de Sushumna Nadi. Motoyama prefiere considerarlo en frente y por lo tanto corresponder a la meridiano del bazo.
Varuni. Las descripciones son variadas y vagas, asociando este nadi con la parte inferior del abdomen. Alguna bibliografía lo une al intestino grueso, para la uretra y las trompas de Falopio, etc. sin asociarse a ningún otro meridiano
Payasvini. recorre entre  Pusha y Saraavati nadis y termina en el oído. Motoyama asocia esta nadi con el meridiano de la vesícula.
Shura. Este nadi se extiende desde la zona del ombligo hasta el punto entre las cejas. Es difícil asociar esto con cualquiera de los meridianos.
Visvodari. Este nadi se extiende entre Kuhu y Hastijihva nadis. También se dice que se encuentran al lado de la Kandasthana y recibe cuatro tipos de alimento. Motoyama sugiere que corresponde al meridiano de estómago.
Vajra. Este nadi se dice que recorre el centro de Sushumna, de los genitales a la cabeza.
Chitrini. Este nadi se describe como la parte central-la mayor parte de Sushumna, que brilla con el brillo de OM. Se dice que encarnan toda la felicidad, y el despertar del conocimiento puro. Se dice que es muy sutil, y hermoso, y contiene el Brahma-Nadi.

Existen otras concepciones y explicaciones de los Nadis como la llevada a cabo por B.K Singh y Swami Vishnu Tirtha, que podéis consultar en mi base de datos click en  Orígenes hindúes de la acupuntura

Conclusiones

No existen evidencias científicas, siquiera empíricas que nos permitan definir un trazado perfecto de cada uno de los Nadis. Incluso de los mismos Marma si que podemos definir la existencia e incluso ubicación física y eléctrica sin poder correlacionar un trayecto visceral. Respecto a la relación Nadi-Asana en Yoga es más sencillo establecer la mioactivación fascial dado que no precisa de una afinación perfecta del recorrido, aunque una modificación de la lateralización del ajuste podría  modificar patrones finos del movimiento.

, , ,

About Pedro Rodríguez

Especialista en Osteopatía y Kinesiología. CEO de Medintegra Salud. Miembro de la Sociedad Española de Medicina Integrativa. Posgrado en Yoga Terapéutico FEDERACIÓN EUROPEA DE FITNESS Y PILATES (PFEF). Profesor de Kundalini Yoga. Formación línea Iyengar Yoga y Anusara Yoga Director y docente Experto Universitario en Yoga Terapeutico CEU Cardenal Herrera y de otras formaciones de carácter internacional.

2 Responses to "Nadis, una aproximación bibliográfica"

  • Aida Acosta
    03/06/2016 - 17:53 Reply

    Qué interesante en Venazuela donde puedo studiar yoga terapéutico?

    • Pedro Rodríguez
      07/06/2016 - 09:15 Reply

      Hola Aida, ahora mismo no tenemos formación disponible en esa zona. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

google-site-verification: google73f1b56add3f6207.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR